top of page
Buscar

NUNCA SABREMOS...

Nunca sabremos si la película tuvo un final feliz, la pantalla se quedó espabilando frente a nuestros cuerpos que, celebrando un ritual improvisado, se desplomaron exhaustos al cabo de unas horas.

Nunca sabremos a qué sabía el té recién servido, lo hemos dejado enfriar otra vez, las cortinas se fueron cerrando como por arte de magia, separando nuestras ventanas del sol escurridizo entre las montañas y los ojos abiertos de la ciudad. Se adormeció mi cabello sobre tu figura tierna. Caímos en un sueño oceánico de besos por los que nunca sabré lo que dirías antes de que nuestras bocas se buscaran como hechas de imán, con cada suspiro llenándose gota a gota de oxígeno fino que nos rebosaba de amor.

Nunca sabremos quién era el bueno o el villano de las historias que me leías, nuestras piernas se convirtieron en un solo oleaje bajo las sábanas y de pronto no supimos distinguir si estábamos de este lado del papel o del otro, donde la realidad puede que pose al revés.

Nunca sabremos el día ni la hora porque el tiempo se pierde entre los abismos de nuestros labios, hechos de colmos e impudores, de risas, de cuentos y a veces de amargos resabios.


48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page