top of page
Buscar

FRIDA KAHLO DE PALO

Actualizado: 7 sept 2022

Pseudo empoderada. Pseudo amargada. Pseudo irreverente. Peluda. Gritona. Desconfiada. Dramática. Lo que importa es lo que diga la gente para defender lo contrario y activarse peor que las alarmas en la madrugada. No recibe flores. No recibe besos. No recibe chocolates. No recibe nada que no venga de su propia fuente. De su ombligo sucio. De su ego o de su vientre. Cuando le sonríen no devuelve la sonrisa sino que pela los dientes. Y si la sonrisa viene de un hombre...cuidado, que saca un libro de Coehlo atravesado con un machete. En vez de discutir, ataca y se defiende. “Qué vivan las putas. Las locas. Las astronautas”. Vive como una luna roja, siempre sangrienta y adolorida. Pseudo culta. Pseudo moderna. Pseudo humanitaria. Pseudo orgánica. Re-contra-pro marihuana. “Qué viva la raja de mi falda”. Pseudo inquebrantable. Pseudo arrasadora. La que habla más alto, la que pisa más fuerte con esos pies largos y malolientes. La de los pelos púbicos rosados. La de la uniceja toda-poderosa. Altanera, ácida y peligrosa como una malta mal batida o un agua de panela caliente. Puro vino, cigarros y gatos. “Perra, loca, tetona o destetada” escupe su pancarta. “Abajo los penes” como lema. Pero “arriba los penes” dice su dilema. “Arriba y abajo” grita su incoherencia. “Soy mujer, no acepto sugerencias”.



Uy nena, take it easy! Ya sabemos que solo necesitas un abrazo de grupo...pequeña Mafalda de lata, Chanel de cartón, Chimoltrufia bala fría, Frida Kahlo de palo, champañita de papelón.


Qué tal darle espacio a la calma, al respeto y al amor, desentrañando esos dolores ancestrales que se resisten a ser abrazados por una vida que, vista de cerca, solo te sonríe. Qué tal detenerse por un instante a pensar y replantearse que quizás no existe ataque o guerra alguna, que el único conflicto existente comienza en el campo de batalla que llevas adentro. Amor para los hombres y para las mujeres por igual. No existiría el yin sin el yan. No existiría el sol sin la luna, no existiría luz sin oscuridad. Somos un todo y negar al otro es negarse a sí mismo. Llegó la hora de quitarse esas botas llenas de barro y darse un dulce baño de lavanda con miel. Conecta contigo primero, y lo demás por naturaleza estará bien.



30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page